jueves, 12 de julio de 2018

Nunca, pero nunca busques vender por esta razón

Hace poco me tocó recibir un mensaje directo por medio de una red social laboral. Realmente yo no conocía a esta persona, pero debo admitir que si estaba dentro de mis contactos.

Su mensaje era el siguiente:
“Me estoy comunicando con todos mis contactos de esta red social, ya que quisiera pedirles de favor, que si van a adquirir un auto en los próximos días o meses, lo hagan a través de mí. Me puse una meta personal de 25 automóviles y de verdad necesito su apoyo para cumplirla. Les agradezco que compartan este mensaje con sus familiares y conocidos”.

La verdad es que puede haber muchas razones por las que pudiera comprarte a ti, pero sólo por apoyarte o para cumplir tu meta, no creo que sea una de ellas.

La gente podrá estar en desacuerdo conmigo, podrán pensar que no tengo corazón y que no quiero apoyar a alguien.

Las personas no compramos los productos o servicios por apoyar a cierta empresa. Los compramos, porque queremos satisfacer una necesidad, por el simple deseo de adquirirlo o por lo que ese producto o servicio hará por nosotros.

Si realmente queremos tener éxito en el mundo de las ventas, dejémonos de hacernos las víctimas y generemos valor a nuestros clientes.

Vendedores hay muchos, pero GRANDES vendedores… muy pocos.


¡Muchas gracias por darte la vuelta!


En Creces te ayudamos a convertir a tus clientes actuales en clientes leales.

LAE Daniel Rodríguez
Conferencista Internacional, Consultor y Director de CRECES

Síguenos en:
instagram.com/danielrdzdelavega