jueves, 27 de septiembre de 2018

La pequeña diferencia entre vender y no vender

Hace poco, vino un joven a ofrecerme publicidad para una revista de la ciudad. La persona no lo estaba haciendo mal, hasta que le pregunté, ¿y cuánto cuesta anunciarme? Su primera respuesta fue, “el costo incluye esto, eso, esto otro y aquello”. Si, le dije, pero ¿cuánto cuesta? Su segunda respuesta fue, “como te comento, el costo incluye todo lo que le comenté”. Por tercera vez le pregunté, pero ¿cuánto cuesta? Con la boca a medio abrir y con muy baja voz, me dice, “$2,500”. ¿Cúanto? Casi no te escuche, le dije. Y me vuelve a decir, “pero como te digo, el costo incluye todo lo que anterior”.

Es increíble la gente que sale a vender algún producto o servicio, sin ni siquiera estar orgulloso de lo que cuesta o vale. Si no estás dispuesto a adquirir el producto o servicio que vendes, difícilmente podrás transmitir el valor a tu cliente prospecto.

Cuando te pregunten por el precio, dilo con orgullo y seguridad y será precisamente lo que transmitirás a esa persona que está frente a ti.


¡Muchas gracias por darte la vuelta!


* Próximo evento en Creces:
















En Creces te ayudamos a convertir a tus clientes actuales en clientes leales.

LAE Daniel Rodríguez
Conferencista Internacional, Consultor y Director de CRECES

Síguenos en:
instagram.com/danielrdzdelavega

viernes, 14 de septiembre de 2018

¿Cómo perder o crear un cliente de por vida al mismo tiempo?

Es increíble como muchas veces, dejamos pasar esas oportunidades donde podemos crear clientes de por vida.

Hace aproximadamente un mes, me tocó ir a la ciudad de Guanajuato a dar una conferencia. Mi vuelo llegaba a las 9 de la noche y me había comentado la organizadora del evento, que personal del hotel donde me estaría hospedando, pasaría por mí. Le pedí que me pasara el contacto de esa persona, para avisarle si despegábamos a tiempo o no, ya que estaba lloviendo fuerte en la Ciudad de México. Abordamos a tiempo, pero ya en la pista, nos avisaron que tardaríamos 40 minutos en despegar. En ese momento le mando mensaje al chofer para avisarle del retraso. Al poco tiempo me dormí y cuando desperté, ya estábamos aterrizando. Al prender mi celular, veo un mensaje de esta persona que decía, “no lo pude esperar, pero lo vemos en el hotel”.

No me molestó el hecho de que se haya ido. Creo que es lo que la mayoría de las personas hubieran hecho, pero lo que si perdieron, fue la posibilidad de crear un cliente de por vida. En vez de estar platicando esta historia, yo estuviera contando una gran anécdota, sobre cómo esta persona hizo hasta lo imposible por cuidar a un cliente.

Debemos ser capaces de detectar esos momentos, donde nuestro cliente puede tener un momento de miseria, para entonces si, convertirlos en momentos únicos y memorables.

Recuerda, nadie compartirá algo cuando estuvo satisfecho. Sólo hablaremos de cosas que estuvieron muy mal o cosas que superaron nuestras expectativas.  


¡Muchas gracias por darte la vuelta!


* Próximos eventos en Creces:

















En Creces te ayudamos a convertir a tus clientes actuales en clientes leales.

LAE Daniel Rodríguez
Conferencista Internacional, Consultor y Director de CRECES

Síguenos en:
instagram.com/danielrdzdelavega