jueves, 14 de abril de 2016

Tip del viernes (15 de abril 2016)



Existen muchas razones por las que damos un descuento cuando no deberíamos, pero una que por lo general resalta es, por temor a perder la venta.

En vez de trabajar en las objeciones y buscar que el valor del producto o servicio que estás ofreciendo exceda el precio que tu cliente pagaría por él, prefieren irse por lo más fácil y ofrecer un descuento.

Tu cliente te comprará cuando se sienta comprendido.


¡Muchas gracias por darte la vuelta!


96% de los clientes inconformes nunca se quejan y el 91% nunca regresarán. Deja de seguir perdiendo clientes… en Creces podemos ayudarte.

LAE Daniel Rodríguez
Conferencista, consultor y director de CRECES

T: (668) 817.0607.
Los Mochis, Sinaloa. México.