lunes, 28 de octubre de 2013

6 historias de terror en el servicio al cliente

Halloween está a la vuelta de la esquina, pero una de las fechas más importantes que tenemos en México es la del Día de Muertos o Día de los Fieles Difuntos, la cual se aprovecha para honrar a esas personas que ya no están con nosotros.

Hace unos días estaba en una reunión con algunos conocidos y les pregunté si podían contarme la peor historia que han tenido sobre servicio al cliente y que haya sido toda una pesadilla:

1.- Un día estábamos dos parejas cenando en un restaurant y cuando me trajeron mi platillo algo me supo raro. Lo probó otra persona que iba conmigo y me dijo, “el queso está malo”. Cuando le dije a la mesera que mi platillo no estaba bueno, inmediatamente se lo llevó. Momento después regresó con el plato y lo puso justo frente a mí y me dijo, “me dice el chef que el queso no puede estar malo, ya que se compró hoy en la mañana”. Terminamos yéndonos y nunca más regresamos.

2.- Sr., quiero cancelar mi servicio de cable, por favor. Muy bien, sólo que si desea cancelar su servicio tiene que hacerlo con dos meses de anticipación y además de proporcionarme la siguiente información:
- Número de contrato.
- Número de receptor, el cual se encuentra en la antena que está en el techo de su casa.
- Número de cliente.
- Razón por dada de baja.
- Identificación oficial.
- Comprobante de domicilio.
Al fin de cuentas, tuve que pagar los dos meses por adelantado y le comenté que me iba a vivir a otra ciudad y que era por demás obvio que nunca más contrataría su servicio, además de que me iba a encargar de platicarlo con todos mis conocidos.

3.- Al estar en un restaurante con uno de mis clientes, se acerca el mesero y me comenta lo siguiente, “Sr., va a tener que cambiarse de mesa, ya que esta es la favorita del dueño de este lugar”. Le dije que no me iba a mover, que había muchas mesas desocupadas. Diez minutos después llegó una persona de traje y me dice, “Sr., soy el dueño de este lugar y esta es mi mesa, por lo que le pido que por favor se cambie a cualquier otra que esté desocupada”. Aunque no lo creas, tuvimos que levantarnos, pero para nunca más regresar.

4.- Sr., quiero cancelar el servicio de internet de la casa de mi padre, ya que falleció la semana pasada. La respuesta de la persona fue, "¿cómo sé yo que eso es cierto? Si desea que cancelemos su servicio, tendrá que comprobarnos que su padre realmente falleció". Obvio me molesté y lo sentí como una falta de respeto. Mandé un correo donde me quejé sobre la situación y una semana después recibí una llamada del gerente donde se disculpaba, pero aproveché también para cancelar mi servicio.

5.- Buenas tardes, quisiera contratar su servicio de teléfono e internet aquí en mi casa. “Claro que si, ¿estará ahí entre lunes a las 9 de la mañana a viernes a las 5 de la tarde?”. Sr., ¿no me podrá dar un día más exacto de cuando pueden venir? “No, ya que tenemos otros servicios que conectar y no sabemos exactamente cuándo podremos estar en su casa”. Muy bien, entonces no quiero su servicio.

6.- Estábamos en el restaurant del aeropuerto y después de haber ordenado tuvimos que levantarnos por la comida, las servilletas, nuestras bebidas y por la salsa. Cuando nos levantamos por la cuenta, dejamos una propina de acuerdo al servicio recibido y mientras nos retirábamos escuchamos al mesero decir, “bola de codos (tacaños)”.

¿Qué te parecen estas historias de terror? Si tienes alguna historia similar, te invitamos a compartirla con nosotros.             


¡Muchas gracias! 

96% de los clientes inconformes nunca se quejan y el 91% nunca regresarán. Deja de seguir perdiendo clientes… en Creces podemos ayudarte.

Daniel Rodríguez de la Vega
Conferencista Internacional, Consultor y Director de CRECES
Síguenos en:
T: (668) 817.0607.
Los Mochis, Sinaloa. México.