miércoles, 17 de febrero de 2010

Valores vs Estado Emocional


El día de hoy, platicando con un amigo, me dijo algunas cosas que me dejaron pensando. Yo estaba indeciso sobre una situación aquí en la empresa, por lo que le pedí ayuda. En lugar de darme su opinión, me dijo lo siguiente:

¿Pregúntate a ti mismo, cuál es más importante?


Comenzó a explicarme, cómo toma las decisiones él cuando se siente indeciso. Me dijo, veo todas las opciones que tengo para escoger y me pregunto a mi mismo, cuál es más importante. El hecho de ver cada una de las opciones a detalle, me ayuda a ver qué ofrece cada una de ellas. Después las comparo con las demás, para ver cuál se adapta mejor a lo que estoy buscando o el problema que estoy tratando de resolver.

En otras palabras, él toma la decisión basándose en sus valores y no en su estado emocional en ese preciso momento.

Lo que me dijo, me dejó pensando, porque definitivamente las decisiones las debemos de tomar basandonos en los valores, ya que así nos ayudará a ser más consistentes en nuestras tomas de decisiones, en otras palabras, nos ayudará a tomar decisiones que nos beneficiarán a un largo plazo.

Después de un momento, pensé que esta herramienta puede ser utilizada con nuestros clientes.

Por ejemplo, tal vez tuviste una semana pesada y te encuentres cansado, enojado o simplemente un poco estresado. Si tu estado emcional está muy elevado, es muy difícil enfocarte en las necesidades de los demás. Las emociones están diseñadas para atraer nuestra atención y enfocarnos en una situación en particular.

No podemos servir a nuestros clientes si estamos enfocados en nosotros mismos. Por lo tanto, puedes utilizar esta sencilla, pero efectiva herramienta para enfocarte en los demás (clientes).

Preguntate a ti mismo, ¿Cuál es más importante?

LAE Daniel Rodríguez
Director
CRECES
Posted on by CRECES