martes, 1 de septiembre de 2009

La contestadora automática

Hace un par de días, hablé al banco, porque en un restaurant me hicieron sin querer un cobro de más en mi tarjeta de crédito. En el restaurant, me dijeron que ellos no podían hacer nada, que tenía que ser directamente con el banco. Llegué al banco y me dijo que no me podían atender ahí, que tenía que hablar a un número 01-800. Me fui a mi casa y de ahí hablé. Cuando marqué, obviamente me contestó la contestadora automática. Después de seleccionar 6 números, el último me dijo que había seleccionado mal, que intentara de nuevo, lo cual me hizo enojar, porque tuve que empezar todo de nuevo. La segunda vez pasó lo mismo, cuando de repente se me ocurrrió presionar la opción de productos que ofrece el banco y en menos de 5 segundos me contestaron. Es impresionante como un banco es excelente para venderte, pero no son capaces de dar seguimiento a una queja, realmente lo hacen muy difícil para el cliente.

Yo entiendo que las contestadoras automáticas llegaron y están aquí para quedarse, pero si tu negocio cuenta con una contestadora, trata que el sistema sea fácil de seguir y no muy largo.

Entre más rápido conteste una persona, mejor. Yo creo que nadie le gusta oir maquinitas hablar, por lo menos en mi caso, me gusta que me den un trato más humano y eso es algo que se está perdiendo día a día.

Aquí te va un tip, cuando hables a un negocio y te conteste una maquina automática, selecciona el área de ventas y vas a ver que te van a contestar muy rápido.

LAE Daniel Rodríguez
Director general
CRECES
Posted on by CRECES