miércoles, 17 de mayo de 2017

4 cosas que tu cliente está evaluando de ti al estar frente a él



¿Sabías que lo primero que compramos de un vendedor, es a él o a ella como persona? Piensa la última vez que compraste algo. ¿Recuerdas todo lo que pasaba por tu mente mientras tenías frente a ti al vendedor? Ahora, piensa en esas veces que no compraste, a pesar de que era un buen producto o servicio y además estaba a un precio justo. ¿Por qué hay ocasiones en las que queremos que nos atienda alguien en especial? Aunque también puede suceder, que no queremos que nos atienda cierta persona.

Por eso, aquí te van 4 cosas que tu cliente prospecto está evaluando cuando estás frente a él:

1.- Está decidiendo si le caíste bien.
La razón principal por la que no le compramos a un vendedor, es porque nos cayó mal. Ya sea porque su actitud no es la adecuada, porque te quiere presionar a comprar algo, porque se nota que no es él y está fingiendo, etc. Lo ideal es ser tú mismo y recuerda que debemos desarrollar relaciones y no transacciones.

2.- Que tanto cree en ti.
No sé a ti, pero a mí me ha pasado que tengo a un vendedor frente a mí y habla tanto que llega un punto en el que dejo de creer todo lo que dice. Recuerda que el cliente de hoy es más inteligente, estás más informado y por lo tanto, tiene más poder. De nada nos servirá decir una que otra mentira para lograr la venta, ya que lo más seguro es que lo perdamos para siempre.

3.- El nivel de confianza en ti.
La confianza es algo que debemos irnos ganando poco a poco, por lo que si queremos que nuestro cliente prospecto confíe en nosotros, nosotros debemos primero confiar en él. Hazle sentir al cliente que está en buenas manos y que eres una persona íntegra.

4.- Que tanto respeto te ganas.
¿A quién le compras? ¿A ese cliente que se siente seguro de lo que vende y además conoce sus productos o servicios al igual que los de su competencia o a un vendedor que duda cada pregunta que le haces? Cuando decimos las cosas con seguridad y pasión, el mismo cliente siente que está a punto de tomar la mejor decisión de compra.

Cuando nos enfocamos en la persona y no en la pura venta o comisión, por consiguiente, la venta llegará. Trabaja y domina los cuatro puntos mencionados con anterioridad y tendrás muy, pero muy cerca, el cierre de la venta. Pero sobre todo, te habrás ganado la confianza de esa persona.

Si te gustó el artículo, te invito a comentar y a compartirlo en las diferentes redes sociales.


¡Muchas gracias por darte la vuelta!


96% de los clientes inconformes nunca se quejan y el 91% nunca regresarán. Deja de seguir perdiendo clientes… en Creces podemos ayudarte.

LAE Daniel Rodríguez
Conferencista, consultor y director de CRECES

Síguenos en:
pinterest.com/creces