jueves, 20 de junio de 2019

Las 10 frases que más molestan a tu jefe

Hace 15 días escribí el artículo, las 5 peores cosas que un gerente de ventas me ha dicho y ha sido uno de los artículos más leídos en nuestro blog. Inmediatamente comencé a recibir comentarios de personas, pidiendo que hiciera algo similar, pero desde el punto de vista del gerente.

Por lo tanto, nos dimos a la tarea de platicar con algunos líderes de diferentes organizaciones y les pedimos que nos mencionaran, las frases que más les molestan de parte de los empleados.

1.- Cuando te dicen, esa no es mi chamba o trabajo.
La próxima vez que le digas a un compañero de trabajo o a un cliente, “ese no es mi trabajo”, lo más seguro es que te quedes sin uno. Debemos tener muy claro que, cuando un cliente nos pregunta algo, automáticamente se convierte en nuestra responsabilidad.

2.- Estoy esperando a que me pasen la información.
Si hay algo que abunda hoy en día en el mundo es, información. Si no tienes la información, búscala. Y si dependes de alguien más para tener esa información, siéntate con él y dile lo importante que es contar con esa información.

3.- Estoy esperando a que me digas qué hacer.
¿Y si no tuvieras jefe, qué harías? No estoy diciendo que hagas lo que te da la gana, pero sí que por lo menos propongas ideas y que muestres algo de iniciativa y actitud de servicio.

4.- ¿Y eso, en qué me beneficia?
Desafortunadamente, vivimos en una cultura donde se busca en el beneficio personal, en vez del bien común. No se trata de qué me das, sino de que puedo aportar.

5.- ¿Por qué nunca me motivan?
La única manera en la que nos llegará el reconocimiento es, demostrando de manera constante de lo que somos capaces. El reconocimiento no es algo que nos merecemos, sino algo que debemos de ganarnos. En otras palabras, la motivación externa llegará, cuando estemos lo suficientemente automotivados.

6.- Al ratito…
“¿Jorge, podrás mostrarme el reporte de ventas del mes pasado?”. Jorge contesta: “Si, claro. Al ratito”. Por lo general, ese “al ratito” nunca llega. En otras palabras, la frase al ratito no existe.

7.- Que te contesten, “más o menos”.
Otra palabra que no debería de existir es, “más o menos”. ¿Cómo te fue con el cliente de hoy en la mañana? Pues, más o menos. El más o menos no nos dice nada. O es si o es no. O se hace bien o se hace mal, pero definitivamente, el punto intermedio no nos dice nada.

8.- Es que no vendemos, porque no tenemos publicidad o anuncios panorámicos.
La publicidad más efectiva que existe en el planeta es, la de boca en boca o word of mouth. Eso significa que, si la gente no está hablando de nosotros, lo más seguro es que no estamos haciendo un buen trabajo.

9.- Es que la competencia es más barata.
El problema no es la competencia. El verdadero problema es seguir siendo más de lo mismo o igual a ellos. Genera valor a tus clientes y la gente estará dispuesta a invertir en ti.

10.- Es que casi no me capacitan.
Estoy de acuerdo en que las empresas deben de capacitar y entrenar a su personal, pero también debemos demostrar esa hambre por adquirir o reforzar nuestros conocimientos. Hoy en día, puedes estudiar lo que quieras en internet. Algunas son gratis y otras son de paga (www.coursera.org). Si cuesta, sólo debemos juntar todos los requisitos para tomar dicha capacitación y llevarla con nuestro jefe. Coméntale que estás muy interesado en asistir y enséñale toda la información sobre el curso. Si te ven muy interesado, lo más seguro será que te apoyen y si no, tal vez es tiempo de que inviertas en ti mismo. Créeme, es de las mejores inversiones que podemos hacer en nuestra vida.

No vayas a una empresa a trabajar, ya que eso lo puede hacer cualquiera. Ve a una empresa a producir y te puedo asegurar, que siempre estarás con trabajo.


¡Muchas gracias por darte la vuelta!


En Creces te ayudamos a convertir a tus clientes actuales en clientes leales.

Daniel Rodríguez de la Vega
Conferencista Internacional, Consultor y Director de CRECES

Síguenos en:
instagram.com/danielrdzdelavega